0

7 errores de principiante que no puedes cometer al empezar un blog de viajes

¡Comparte y ayúdame!Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Errores al empezar tu blog de viajes

Todos cometemos errores, y más aún, cuando te lanzas a empezar un blog de viajes.

Al principio, te encuentras en un mar de dudas donde no tienes ni la menor idea de lo que tienes que hacer.

Recuerda la primera vez que te sentaste para conducir un coche.

Ese momento en el que el profesor de la autoescuela, empezaba a contarte una ristra de cosas a tener en cuenta antes de arrancar (espejos, freno de mano, luces, asiento, cinturón, etc)

Girabas la llave, empezabas a andar y la ristra se triplicó: cambios de marcha, intermitentes, embrague, acelerador, espejos…

Sí… ¿Cómo era posible estar pendiente de todas las cosas al mismo tiempo?

¿En qué momento pisas el embrague, miras por el retrovisor y ves la calle al mismo tiempo que cambias de marcha?

Todo un mundo… ¿Y qué ha pasado?

Poco a poco te vas adaptando y automatizando estos procesos, hasta el punto que lo haces incoscientemente.

¿Ahora conduces como si nada, verdad?

En el mundo del blogging pasa exactamente igual.

Al principio, te hablan que debes aprender a escribir, pero no solo para tus lectores, también para Google.

Debes aprender marketing, ventas, analítica web, diseño, WordPress… Un sinfín de cosas que se te hace imposible empezar.

He tardado tardes enteras en averiguar porque se atrancaba algo en el WordPress, y al final, te dabas cuenta de que solo era un click.

Poco a poco, a base de prueba y error, vas consiguiendo mini objetivos y encuetras el camino adecuado a seguir.

Aunque todo esto es un período de aprendizaje, siempre hay impedimentos que hacen que tu blog no crezca tan rápido. Errores de novato que puedes evitar para ahorrarte muchas horas de trabajo cuando empiezas tu blog de viajes.

Hoy quería compartir contigo algunos de los cuales más he sufrido durante estos tres primeros meses.

Juraría que alguno de ellos también los has cometido y lo has corregido, pero otros no te habías dado ni cuenta.

Crear un blog gratuito con Blogger o WordPress

Lees muchos blogs durante la semana, poco a poco, te vas reflejando con su vida y empiezas a querer exactamente lo mismo.

Así que se te ocurre la idea de crear uno.

Hasta ahí bien.

El problema es lo siguiente:

¿Cuál es el objetivo con tu blog?

Si simplemente lo quieres por decir que has empezado uno, adelante, muchas son las plataformas que te ofrecen uno gratuitamente.

Si es completamente un blog personal, como hobby, también puedes optar por esa opción.

Pero si poco a poco, quieres ir convirtiéndolo en un negocio digital, tener una plataforma gratuita no te ayudará para nada por varias razones:

  • No eres dueño de tu blog
  • No podrás obtener dinero de forma directa con él
  • Tiene muchísimas limitaciones en cuanto a diseño y plugins que impedirán tu crecimiento

Contratar un hosting son 70 euros al año, una inversión ridícula en cuanto a ventajas se refiere.

Y por favor, no cometas el error de ahorrar en un hosting barato, no vale la pena.

Al final, solo acabará trayéndote problemas.

Ve a lo mejor en calidad/precio.

Hostgator es muy buena opción, el problema es que es en inglés, y el soporte pues imagínate…

Por eso tengo contratado WebEmpresa, español, con un soporte increíble y que te da acceso a cursos y artículos de gran valor.

Y estoy la mar de contento.

No definir una estrategia

Al principio, iba publicando según me viniese a la cabeza. No sabía exactamente hacia dónde quería llevar al lector.

Y si no lo sé yo… tú seguro que menos.

Intenta preguntarte con cada artículo:

¿Cuál es el objetivo de este post?

¿Buscar una suscripción? ¿Crear contenido de altísimo valor para tu lector?

Google también premia una estrategia definida en cuanto a palabras clave se refiere.

Ir escribiendo contenido siguiendo una lógica y un sentido te ayudará a posicionar mejor tu blog.

Aquí tienes un pedazo de post de Vilma Núñez que te ayudará con este tema.

No centrarse en lo verdaderamente importante

Leí de Tim Ferris que el 20% de nuestras acciones producen el 80 % de los resultados.

¿Qué significa esto en la práctica?

Si lo que realmente te funciona es crear contenido y promocionarlo, ¿por qué hay veces que le das tantas vueltas a cómo queda algún post o si coloco un widget o no?

Debes saber clarificar en cada momento qué es lo que necesitas, y qué es lo que puedes hacer por tres razones:

  • Realizarás un trabajo de mayor calidad
  • Triplicarás tu productividad
  • Te sentirás mayor satisfecho con tu esfuerzo, ya que obtendrás mejores resultados

Una herramienta que empecé a utilizar es Toggl. Trata de cronometrar todo lo que haces.

Parece una estupidez, pero además de obtener informes mensuales de cuánto tiempo le dedicas al blog y en qué lo inviertes (lo que te dará una idea de lo bien o mal que vas), el simple hecho de saber que te estás cronometrando te focaliza más y te hace producir más.

Es como si compites contigo mismo, algo así como intentar durar lo menos posible.

¿Cuántas veces has tenido una tarde entera para realizar algo?

Déjame adivinar… siempre acabas tonteando con alguna red social o buscando información en internet. El tiempo pasa volado y acabas terminando la tarea a las 9 de la noche.

En cambio, si te propones acabarla en hora y media, te aseguro que evitarás distracciones y producirás el máximo posible en ese tiempo.

Y si lo terminas, tendrás tiempo libre para ti después 😉

Perfeccionismo compulsivo

Es una continuación del error anterior.

Antes de empezar el blog, quería tenerlo todo de diez hasta el punto que iba retrasando la fecha de salida.

¿Crees sinceramente que es una buena idea?

Me di cuenta de que lo verdaderamente importante era lanzarlo. Las perfecciones las iría realizando a posteriori en función del feed back que recibiera.

Imagina que Pepe quiere prepararse para correr 100 metros lisos en un mes.

Los primeros 24 días los pasa idealizando como correr, viendo vídeos en youtube para mejorar la técnica de carrera, respirar mejor, qué tipo de zapatillas utilizar, etc…

¿Crees que es la mejor opción?

Evidentemente no.

Con esto no quiero decir que la parte teórica no es importante, pero si pasamos a la práctica, lo demás va surgiendo solo.

Y si se da el caso que necesitamos algo teórico, te aseguro que intentaremos buscar una solución para ello.

No tener un público objetivo

Escribir para todo el mundo es uno de los mayores errores de novato al empezar tu blog de viajes.

Al final, tus palabras se acaban perdiendo en una marea que no llega a ningún lugar.

A mí también me ha ocurrido, intentaba quedar bien con todo el mundo, que quieres que te diga.

Me proponía adaptar el texto para todos… Meeeeeec, error.

Describe tu lector ideal, intenta saber cuáles son sus gustos, sus problemas, qué edad tiene, etc.

Conoce todo sobre él. Ponte un folio al lado tuya cada vez que escribas un post y piensa como si estuvieras en una conversación con él.

De esta forma, Miguel en mi caso, y tú (que te pareces a él), empatizará contigo y creerá que estás hablando por y para él (lo que irá fidelizándose).

errores al empezar un blog de viajes

No darlo todo mascadito

Aún recuerdo alguna que otra clase de Física en la que pensaba… Joder, es que el profesor es un máquina pero no sabe transmitirnos la idea.

Él lo entiende todo, entonces cree que nosotros también. Ese momento es cuando damos la clase por perdida y destruimos cualquier confianza que tuviésemos con él.

Exactamente lo mismo pasa en el mundo del blogging.

El primer día, el artículo: ¿Miedo a viajar solo? 9 razones por la que debes hacerlo de una vez por todas se viralizó.

No todos tienen la oportunidad de recibir casi 2000 visitas durante los dos primeros días de vida en el blog.

¿Qué pasó? Tenía una landing page no muy efectiva, sin dejar claro cuál era el propósito del artículo.

De las primeras 800 visitas, solo 1 suscripción.

Vi el gran error que había cometido y coloqué rápido un formulario de inscripción debajo del post y especificando claramente que recibían mi ebook gratis y un email cuando publicara alguna otra cosa nueva.

¿Qué paso?

Las siguientes 1000 visitas del día siguiente, obtuve 34 suscriptores. ¿Algo mejor, no?

Lo peor es que 34 fue el número de personas suscritas totalmente. Otras 30 personas habían dejado su email pero no terminaron de confirmar el email.

Consigo el email de una persona realmente interesada, pero por un error mío, no se finaliza la suscripción.

Sí, lo sé. Una estupidez.

Para intentar arreglar el estropicio que había cometido creé una página de gracias, explicando paso a paso que tenían que hacer para confirmar el email y posteriormente obtener el regalo de bienvenida.

Cometer errores de novato con respecto al SEO

Antes de lanzar el blog hice un curso de SEO, leí varias guías y posts súper largos sobre cómo aplicarlo en tu blog.

Cómo analizar las palabras claves y la importancia de los Long Tail, etc.

Creía tenerlo todo muy claro.

Empiezo con mi blog y cometo errores de principiante. ¡Llegué a subir una imagen de casi 1 GB!

La velocidad de página era ridícula, debida a la mínima optimización que tenía.

No tenía instalado un plugin de caché ( utilizo WP Super Cache).

Pero sin duda, la mayor cagada de todas fue tener un sitemap creado con el plugin Seo by Yoast, pero espérate…

¡Hasta el tercer mes no lo había enviado a Google a través de Search Console!

(Si no sabes cómo hacerlo, en este post tienes toda la información detallada).

Tenía páginas que daban error, vaya, lo que es un auténtico Caos.

No todo es buscar palabras claves en Google Adwords y tener un buen SEO on Page, para nada, hay mucho más allá para que Google te tenga un poquito en cuenta 🙂

7+1.- Ser el ombligo del mundo

Es un poco triste, pero es así.

Te leen porque están buscando resolver un problema suyo (ya sea la necesidad de aprender algo, interés personal o diversión).

Si solo te dedicas a hablar de tus viajes lo más normal es que no llegues a ningún lado.

¿A ti te importa lo que hago o dejo de hacer cuando estoy de viaje?

Ojo, que no quiero decir que sea imposible. Conozco algunos blogs como es el caso del Rincón de Sele que tiene un don para contarte y describirte cada lugar… ¡hasta parece que tú estás de viaje!

Pero para las personas normales como yo, intentamos aportar valor a través de nuestras experiencias en vez de contar exactamente lo ocurrido.

Es algo como cambiar el enfoque del post, te pongo un ejemplo. Lo que serían estos 3 artículos:

  • Mi viaje a Tailandia al desnudo
  • Todo lo que hice en mi tercer día en Nueva York
  • 8 experiencias recorriendo Perú durante un mes

Transformarlos en:

  • 7 lecciones que aprendí en mi viaje a Tailandia
  • Qué hacer y qué ver durante 3 días en Nueva York
  • Lo que me enseñó Perú sobre la vida (8 experiencias transformadoras)

Solventarás un problema de tu lector, o le añadirás un valor extra al leer tu artículo. Nadie pierde tiempo a cambio de nada, recuérdalo 😉

Conclusión

Al empezar un blog de viajes, se cometen muchísimos errores. En eso consiste el blogging, ir avanzando a base de prueba y error.

Durante ese período de aprendizaje, ¿no sería fantástico evitar los mismos errores qué otros han cometido ya?

Pero de nada sirve leer y leer posts de este estilo. Debes comenzar a tomar acción y aplicarlos a tu blog, de esta forma ahorrarás muchísimas horas de trabajo, ¡te lo aseguro!

Si quieres recibir más consejos como este post, solo tienes que suscribirte al blog pinchando aquí e introduciendo tu email. Te llevarás de regalo un ebook con las 6 ideas que revolucionaron la forma en la que veo el mundo.

Y por último, si te ha resultado útil, compártelo en las redes sociales 🙂

###############

Ahora quiero que comentes con nosotros, ¿has cometido algunos de estos errores en un blog? ¿Hay alguno más que quieras compartir?

¡Comparte y ayúdame!Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Jesús Luque

Viajero empedernido. En diciembre de 2016 comencé mi andadura digital para conseguir una libertad que me permita vivir una vida a mi medida y poder viajar más. Mi objetivo es ayudarte a que tú consigas lo mismo. Si no sabes por dónde empezar, te regalo gratis mi ebook: “7 frases que cambiarán tu vida”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *