2

¿Por qué tenemos tanto miedo a fracasar?

¡Comparte y ayúdame!Share on Facebook18Tweet about this on TwitterShare on Google+1Share on LinkedIn0Email this to someone

En el post de hoy, te hablo un poco de cómo vencer el miedo a fracasar. Vivimos en una sociedad donde cualquier acto erróneo es crucificado.

Desde que somos pequeños nos enseñan a no cometer errores.

En casa, en la escuela, tus amigos. Siempre nos han castigado al mínimo fallo que realizábamos.

¿Cuál ha sido la consecuencia de todo esto?

Nos hemos convertido en personas temerosas, con miedo a actuar.

No somos capaces de dar un paso adelante si no estamos al 100% seguro.

Acabamos no realizando lo que queremos por miedo al qué dirán…

Como vencer el miedo a fracasar

Ahora quiero que imagines esta situación. Estoy completamente seguro de que te ha pasado.

Estás en clase, tu profesora pregunta algo sobre cualquier tema, y de repente, todo el mundo calla, nadie contesta.

(Por dentro crees saber la respuesta, pero no estás seguro… ¿Respondes en alto?)

Me juego a lo que quieras que no.

Después, puede pasar cualquier cosa, que la hayas pensado bien, que por el contrario, estuvieras completamente perdido.

¿Realmente importa?

¿Pasa absolutamente algo si fallas?

Es nuestra propia conciencia la que señala eso como fracaso, como que hemos hecho algo mal.

La que se acuerda de que en un examen, si fallas, pierdes puntos.

De que si dices alguna tontería, o se ríen, o acabas quedando mal.

Porque si fallas, te castigan.

La que hace que te quedes parado, paralizado, porque ante la duda, mejor no jugársela.

¿Crees que hay personas que nunca han fracasado?

¿Sabías que a Steve Jobs salió de Apple por no cosechar los resultados esperados?

Que él mismo fue el que regresó 11 años después para hacer de lo que era una empresa en declive, la mayor compañía mundial de tecnología hoy en día.

¿Cuál es la diferencia entonces?

Los grandes triunfadores de hoy en día no son infalibles, sino personas que saben que si intentan algo y no consiguen lo que esperaban, se llevan una experiencia de la que aprender.

¿Sabes que contestó Thomas Edison cuando un periodista le preguntó irónicamente que qué opinaba sobre los casi mil intentos fallidos que llevaba para conseguir hacer funcionar la bombilla?

“No fracasé, solo descubrí 999 maneras de cómo no hacer una bombilla”

Entonces, ¿Por qué nos quedamos sin actuar? ¿Cómo vencer el miedo a fracasar?

Todo pasa por alguna razón

La suerte desempeña un papel muy importante en nuestras vidas.

Nos enfrentaremos a situaciones que poco o nada podremos hacer para cambiar su rumbo.

Imagina que haces una fiesta al aire libre. Todo lo preparas genial y consigues a una cantidad increíble de invitados.

El mismo día de la fiesta cae una tormenta horrible y tienes que suspenderla. ¿Será tu culpa? Posiblemente sí, por no haberlo prevenido, o haber tenido alguna opción más para contraponer la lluvia.

Pero por otra parte, tú no podrías haber hecho que no lloviese.

Te pongo otro ejemplo.

Cuando haces lo imposible por tener a una chica… pero hijo, qué quieres que te diga, a ella no le interesas, o simplemente, ya está casada.

 ¿Crees que es tu culpa?

En algunos casos sí, pero en otros, puedes haber hecho maravillas y ni aun así, llamar su atención.

¿Qué te quiero decir con esto?

Aprendí de Stephen Covey que de nada servirá preocuparte o perder el tiempo en cosas que se encuentran fuera de tu círculo de influencia.

Te originarán quebraderos de cabeza, sentimientos de culpa y finalmente, no podrás solucionar nada.

No existe el fracaso, solo consecuencias de nuestras acciones

Centrándonos ahora en las situaciones que están dentro de nuestro círculo de influencia. Si tú realizas una acción A, llevará a un resultado B.

 

cómo vencer el miedo a fracasar realizando otras acciones

¿Fácil, no?

Por lo que si el resultado que obtenemos no nos gusta, o no es lo que esperábamos, solo habrá que cambiar esa acción A para obtener un nuevo resultado.

Por lo tanto, a lo que comúnmente llamamos fracaso, son desenlaces de nuestras acciones o de cómo interpretamos las situaciones.

De ahí la frase tan conocida de Albert Einstein:

“Si buscas resultados diferentes, no hagas siempre lo mismo.”

Asumir la responsabilidad

En general, esta va acompañada de la segunda. Tú eres el único responsable de tus resultados.

Si obtienes B, es porque has llevado a cabo una acción A.

Por lo tanto, tú eres el que puedes cambiar el rumbo, realizando otro tipo de acciones.

Darte cuenta de esto, es el primer paso para vencer el miedo a fracasar.

Te pongo un ejemplo:

Conoces a Pepe, y sabes que lleva 5 meses buscando trabajo y que no encuentra absolutamente nada.

El pobre está un poco desquiciado ya, y no sabe a quién quejarse más. Si al gobierno, a las empresas o a la mala suerte.

La cosa está difícil, pero… ¿está realmente Pepe haciendo todo lo que está en sus manos?

¿Por qué no prueba algo diferente?

Y esto que le pasa a Pepe, nos pasa a todos diariamente.

Nos falta ese punto de proactividad. No nos damos cuenta de que no tenemos una sola bala.

Tenemos infinitas, y solo hay que seguir disparando hasta dar en el blanco.

Podrás moverte, probar y volver a probar hasta conseguir el resultado que deseas.

Recuerda: en la mayoría de los casos, si siempre haces A, llegarás a B, y eso no es lo que quieres.

“Las cosas no cambian, cambiamos nosotros” Henry David Thoreau

Cambia tu actitud

Si eres negativo, inconscientemente, tus acciones acabarán orientándote hacia ese resultado que piensas.

Desde el inicio habrás perdido una gran parte de probabilidad de que salga bien.

En cambio, si eres optimista y vas convencido de que lo vas a lograr, ocurre todo lo contrario, empiezas con una alta probabilidad de conseguirlo.

Sal a ganar. A comerte el mundo, ya verás después lo que pasa.

Y en el caso de que no salga bien… pregúntate:

¿Qué es lo peor que te podría pasar?

Muchas veces, nuestros miedos son producto de nuestra imaginación, y nuestra mente se pone en el caso de que ocurra la mayor tragedia posible.

La cual en la mayoría de las ocasiones, no ocurre.

Si es una decisión muy importante, coge un papel y un boli.

Anota una lista con todo lo peor que podría pasarte, analízala con detalle y siendo objetivo.

Esto fue lo que hice personalmente antes de crear este blog: ¿qué fue lo que pensé?

  • No tener visibilidad alguna durante mi primer año.
  • No conseguir ninguno de los objetivos que me habría propuesto.
  • Perder el tiempo y la mínima inversión de dinero que ha requerido.

Una vez que terminé, hice todo lo contrario.

¿Qué es lo mejor que puede pasar?

  • Conseguir posicionarme en mi temática y empezar a obtener ingresos.
  • Disfrutar y poder ayudar a muchísimas personas.
  • Conocer a una gran cantidad de gente nueva para compartir experiencias.

Vaya, lo que toda la vida se ha llamado una lista de pros y de contras.

Cuando lo analicé bien, decidí seguir adelante 🙂

¿Sigues creyendo que es mejor no intentarlo a cometer errores por miedo a fracasar?

Aprende

Cada error es un aprendizaje nuevo.

Todos cometemos fallos.

Te propongo un ejercicio metal: piensa por unos segundos en los 3 mayores errores que has cometido en tu vida.

¿No es cada uno de ellos una de las lecciones más valiosas que has tenido nunca?

Eso sí, nunca vuelvas a cometer lo mismo, si no, darás un paso hacia atrás.

“Un experto es aquel que ha cometido todos los errores que se pueden hacer dentro de un pequeño campo”. Niels Bohr, físico danés.


¿Y a ti? ¿Te ha bloqueado alguna vez el miedo a fracasar? ¿Cómo crees que es la mejor forma de vencerlo?

Compártelo en los comentarios 😉


¿Quieres leer más reflexiones como esta? Descubre las ideas que revolucionaron por completo la forma en la que veo el mundo (solo tienes que escribir tu email aquí abajo)

 

¡Comparte y ayúdame!Share on Facebook18Tweet about this on TwitterShare on Google+1Share on LinkedIn0Email this to someone

Jesús Luque

Viajero empedernido. En diciembre de 2016 comencé mi andadura digital para conseguir una libertad que me permita vivir una vida a mi medida y poder viajar más. Mi objetivo es ayudarte a que tú consigas lo mismo. Si no sabes por dónde empezar, te regalo gratis mi ebook: "7 frases que cambiarán tu vida"

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *